domingo, 4 de marzo de 2012

Fuegos artificiales a partir de enanas blancas

Una de las principales ventajas de la publicación de los datos del catálogo Sloan Digital Sky Survey es la posibilidad de que cualquier pueda hacer uso de dichos datos para obtener nuevos resultados. Y esto es lo que han hecho en la universidad de Pittsburgh, donde a partir de los datos referentes a las enanas blancas de nuestra galaxia, han podido explicar el origen y la abundancia del tipo Ia de supernovas.

El equipo de investigación usó los datos espectrales del SDSS para analizar el espectro de las estrellas de tipo enana blanca en distintos momentos, para determinar estadísticamente el número de sistemas binarios de enanas blancas en nuestra región de la vía láctea. Encontraron que dicha cantidad es suficiente para explicar la aparición de una supernova tipo Ia cada 100 años, en una galaxia como la nuestra.

Image Credit: Carles Badenes and the SDSS-III team

El tipo Ia de supernova, aunque raro, es importante porque nos puede decir cosas sobre el universo, como calcular la distancia a otras galaxias que tenga dicho tipo de supernova. De hecho, estos objetos del universo fueron lo que llevó a los astrónomos a descubrir que el universo se estaba acelerando.

Aunque se sabe que ocurre durante la explosión de una supernova tipo Ia, sorprendentemente, no se sabe el tipo de estrellas que la crean. Se sabe que debe haber un par de estrellas involucradas, y una de ellas tiene que ser una enana blanca, pero hay dos posibilidades para la segunda candidata, y no se sabe cual de ambas es la correcta.

Image Credit: NASA/GSFC/D.Berry

Hay razones para sospechar que las supernovas Ia provienen de la fusión de dos enanas blancas, pero entonces la pregunta es si existen suficientes enanas blancas dobles como para producir la cantidad de supernovas Ia que observamos. La respuesta a esta pregunta requiere contar las enanas blancas dobles, averiguar cuan a menudo se fusionan y comparar ese ratio con el ratio de supernovas en galaxias distantes, pero las enanas blancas son tan pequeñas y tenues que no es fácil verlas en esas galaxias lejanas, así que el equipo de investigadores contó unicamente aquellas situadas en la cercanías, dentro de la Vía Láctea, usando el único catálogo disponible, el SDSS.

Via sdss3 blog, sdss3.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada