domingo, 1 de abril de 2012

Los superordenadores ayuda a explicar por qué apenas hay antimateria

Potentes superordenadores han arrojado luz en el comportamiento de partículas subatómicas clave, en un desarrollo que podría ayudar a explicar porque no hay casi antimateria en el universo.

El cálculo ha llevado 54 millones de horas de procesamiento en el superordenador IBM BlueGene/P y varias décadas de desarrollo teórico, que junto con la llegada de potentes superordenadores, ha posibilitado que los físicos pudieran controlar las interacciones de gluones y quarks, los constituyentes de las partículas elementales, con suficiente precisión para explorar los límites del modelo estándar y probar nuevas teorías.

Los cálculos actuales se centran en la cuestión fundamental sobre como llegó el universo a su composición actual, casi exclusivamente de material sin virtualmente rastro de antimateria. El proceso por el cual un kaón o mesón K se desintegra en dos partículas más ligeras llamadas piones o mesones pi fue explorado en 1964, en un experimento ganador del Nobel de Física. Este reveló la primera evidencia experimental del fenómeno conocido como la violación de la paridad de carga (CP), una ausencia de simetría entre partículas y sus antipartículas que podría explicar porque el universo está hecho de materia, y no de antimateria

Los cálculos computacionales fueron realizados usando técnicas de redes cromodinámicas cuánticas (QCD, una teoría que describe las interacciones fundamentales entre gluones y quarks) en la cual la desintegración se introduce en la computadora en forma de red de puntos de espacio-tiempo. El problema de calcular la tasa de desintegración se puede reducir a un método estadístico, llamado método Monte-Carlo. Los actuales cálculos amplian el rango de los cálculos de redes QCD a una nueva clase de método, desintegración débil con dos partículas interactuando de forma fuerte en estado final.

Via Universidad de Southamptom

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada