jueves, 7 de junio de 2012

Catapultas para las semillas

Las plantas han evolucionado algunas formas muy efectivas para dispersar las semillas, desde manzanos con apetitosa fruta que alimenta a animales migratorios a semillas de dientes de león que flotan en el aire. Otras plantas emplean más munición: algunas especies han desarrollado catapultas u hondas para extender sus semillas.

En estos casos, los resortes tensores se nivelan a medida que la planta se seca y sus tejidos se hunden o doblan. No se conoce mucho acerca de la conexión entre la geometría intrínseca de las células de la planta y las transformaciones de la forma durante los cambios de humedad. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Jerusalem a informado del enfoque experimental y teórico del problema.

Los investigadores empezaron modelando las estructuras en forma de barra de dos especies de geranio, cranesbill y storksbill, que emplean fibras elásticas para lanzar sus semillas. Más que construirlas doblando o retorcierndo las barras, los investigadores encontraron que la conformación por deshidratado emerge de la geometría 3D intrínseca de las células de la planta, conducidas por la disposición geométrica de las microfibras dentro de la pared celular. Estas predicciones se confirmaron por medidas de dispersión de rayos x y registrando los cambios conformacionales durante el secado.

El equipo de investigadores ha destacado que su modelo es aplicable a un amplio rango de estructuras de compuestos elásticos, independiente de la escala y las propiedades mecánicas. La mejor comprensión de estos sistemas naturales de las plantas puede ayudar al desarrollo de estructuras mecánicas inteligentes y dilucidar la biomecánica microscópica de células vivas.

Via physics.aps

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada