miércoles, 29 de agosto de 2012

De como el metano se convirtió en comida para los peces

El metano producido en el fondo de los lagos proporciona nutrientes para microorganismos y eventualmente se convierte en una fuente indirecta de alimento para los peces. Estos descubrimientos están presentes en un estudio que contradice las percepciones previas de la capa de sedimentos de metano que se pierden en la cadena alimenticia.

El metano es un compuesto orgánico del carbono que contiene el bloque fundamental de casi todo material viviente: el carbono. Proporciona una importante fuente de energía y nutrientes para las bacterias. El metano se produce en ambientes libres de oxígeno y se encuentra en abundancia en los fondos de los lagos.

Los investigadores han estudiado una combinación de dos biomarcadores: un isótopo estable que indica la presencia de metano junto con un ácido graso específico de las bacterias que oxidan metano. El estudio se llevó a cabo en peces y otras partes de la red alimenticia de los lagos del Pantanal, Brazil.

Es la primera vez que se puede afirmar con gran certeza que el metano de los fondos de los lagos ha terminado en los tejidos de los peces via la cadena alimenticia. Hubo otros estudios con isótopos en el pasado, pero presentaban más incertidumbre ya que solo relacionaban un biomarcador. Ahora tenemos dos biomarcadores independientes presentando los mismos resultados y esto aumenta la certeza del estudio.

El metano es capturado por las bacterias que lo oxidan, las cuales son devoradas por el zooplacton y otros organismos acuáticos. Dichos organismos eventualmente terminan en los estómagos de los peces, lo que significa que las redes alimenticias no solo añaden carbono orgánico de las plantas de los lagos o de la tierra circundante, sino también de los depósitos de sedimentos en las capas profundas y libres de oxígeno, pero aún así ricas en carbono, donde se forma el metano.

Se han planeado más estudios para mostrar la potencialmente basta importancia de que el metano pueda tener lugar en la cadena alimenticia en diferentes tipos de lagos y condiciones. Por ejemplo ¿qué ocurre en los lagos suecos durante el invierno?

Sin embargo, los investigadores no creen que estos estudios afecten a las estimaciones sobre las emisiones de metano de lagos y cursos de agua, ya que han probado que muy probablemente dichos elementos han sido subestimados en los cálculos existentes sobre las emisiones de gases de efecto invernadero globales.

Via Linköping University

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada