sábado, 29 de septiembre de 2012

Estudian el efecto de la orientación de los diagramas en su comprensión

La orientación de un diagrama en la página de un libro puede parecer baladí, pero puede tener un impacto significativo en la habilidad del lector para comprender la información presentada, de acuerdo con un estudio reciente.

Centrándose en los varios formatos de cladogramas, también conocidos como árboles filogenéticos, los investigadores encontraron que dos diagramas pueden contener la misma información pero no son necesariamente iguales en términos de como es interpretada la información contenida. En la cultura occidental, leemos de izquierda a derecha, así que afrontamos el diagrama con ese comportamiento. El punto importante de este estudio es con qué eficiencia comprende un estudiante la información presentada en un árbol filogenético dependiendo de su orientación.

Parece resultar que cuando cuando un árbol diagonal extiende las anotaciones de la raiz izquierda a la derecha, y los ángulos del tronco hacia abajo en el lado derecho, la información es más fácilmente accesible. La manera en que afrontamos el árbol es primero culturalmente, de izquierda a derecha, y la línea de la diagonal fuerte tiene a hacernos fluir de un lado hacia el otro, pero ese efecto combinado tiene influencia en la precisión, o si somos capaces de usar el árbol de forma efectiva.

Sin embargo, los libros de texto presentan los cladogramas hacia arriba. Muchos artistas dibujan los diagramas de forma potencialmente confusa e ineficiente. Tienen una tendencia a dibujar hacia arriba, no dándose cuenta que de comunicarían mejor la información con el ángulo hacia abajo.

Los investigadores usaron un árbol filogenético para su investigación porque es muy importante para el proceso llamado pensamiento en árbol. La idea es que desde una perspectiva evolutiva, hay una relación distintiva entre taxones. No es solo que las cosas se alineen juntas en el árbol, sino que se pueda inferir ciertas similitudes biológicas, fisiológicas, y farmacéuticas que pueden ser relevantes. Hay un montón de cosas que puedes hacer para saber cómo todo en la vida se organiza, y cada organismo respecto a todo lo demás. Dibujo ellos en forma de árbol debe ayudar a enseñar a los estudiantes las relaciones entre los organismos y anticipar la valiosa información que estas relaciones pueden proporcionar.

Los investigadores utilizaron la tecnología de seguimiento ocular para llevar a cabo sus investigaciones. Se mostró a los sujetos de prueba un árbol, y luego otro, y les pidió que determinar si son o no son los mismos. Con el fin de responder a la pregunta, tuvieron que interpretar las dos imágenes y tomamos entonces todas las posiciones oculares. Lo que se encontró fue que cuando la gente estudia el árbol con el tronco diagonal hacia arriba, es menos precisos que cuando el árbol seguía la diagonal hacia abajo.

¿Por qué el ángulo de dirección que supone la diferencia puede tener que ver con cómo los organismos representados por las ramas individuales se relacionan con su más cercano antepasado común y para los que tienen un antepasado común más distante? Con los troncos hacia arriba en ángulo, puede ser porque ellos, los estudiantes, están pensando en él desde la raíz, pero es más eficiente pensar en él desde las ramas hacia abajo. Así pues, desde el punto de vista artístico, tiene más sentido construirlo de esa manera. Con esa orientación, el usuario no tiene que deconstruirlo para poder acceder a la información.

Via University of California

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada