viernes, 7 de septiembre de 2012

La microscopia biofotónica se pasa al color

El microscopio multifotónico multicolor puede ayudar en el estudio del desarrollo embrionario y cerebral.

Un trabajo publicado en Nature Methods muestra una novedosa estrategia de microscopía biofotónica multicolr adaptada a la observación en profundidad de tejidos biológicos intactos marcados con distintos cromatóforos, por ejemplo proteínas fluorescentes de diferentes colores.

Estos avances son una evolución de la microscopía multifotónica, desarrollada en los años 90. En su momento, se abrió una nueva ventana para el estudio de los seres vivos ya que nos permite observar en tres dimensiones los tejidos biológicos intactos a un profundidad de 100 micrómetros.

Este enfoque no permitía obtener con eficacia una imagen en colores, es decir, observar al mismo tiempo tres marcadores (rojo, azul y verde). Esta es la nueva técnica que han desarrollado en el CNRS.



En el campo de la investigación biomédica, permitirá estudiar la arquitectura y el desarrollo de complejas estructuras multicelulares tales como el sistema nervioso central o el embrión en desarrollo, visualizando varios parámetros simultáneamente dentro del tejido.

Los investigadores del LOB han aplicado este enfoque para ver "en color" y un profundidad el desarrollo de los embriones de Drosophila, así como el cerebro o la médula espinal de los ratones y embriones de pollo etiquetados con una estrategia de etiquetado multicolor transgénico llamada "Brainbow". El nuevo método de imagen facilita la reconstrucción tridimensional y el seguimiento de los sistemas dinámicos estudiados. Hace posible visualizar a gran escala el diseño de las células neuronales y gliales en la célula del cerebro, así como el movimiento o afiliaciones celulares en un embrión en desarrollo mediante un criterio de color.

Este "cambio al color" de la microscopía multifotónica es directamente transferible a otros temas (seguimiento de células en movimiento, imágenes dinámicas de señalización, etc.) y tendrá muchas aplicaciones en la biología de sistemas.

Via CNRS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada