sábado, 1 de septiembre de 2012

Un nuevo dispositivo para escribir con los ojos

Un nuevo dispositivo que hace posible dibujar y escribir usando solo el movimiento de ojos ha sido desarrollado por el CNRS. Los sujetos lo pueden usar como un bolígrafo para escribir números, letras, figuras, su firma e incluso usar sus ojos para dibujar usando una técnica muy simple que comprende un oculómetro y una pantalla. Este sistema puede mejorar las condiciones de vida de pacientes que sufren parálisis de las extremidades.

Los actuales dispositivos de escritura que usan los movimientos oculares solo permiten a los usuarios escoger entre palabras o letras mostradas en pantalla, pero no les dan la libertad de dibujar sus propias figuras. Hasta ahora, se pensaba que esto era imposible. De hecho, aunque el ojo puede seguir objetos móviles de forma muy eficiente, no es capaz de realizar movimientos suaves y regulares frente a un fondo estático. Cualquier intento en este sentido da como resultado una sucesión de sacudidas bastante irregulares.

Para obtener trayectorias suaves del ojo, los investigadores tuvieron la idea de usar una ilusión visual llamada phi reverso, el cual es conocido desde los 70 pero no se habían encontrado aplicaciones. La ilusión tiene lugar cuando varios cientos de discos cuya luminancia varia en el tiempo a una frecuencia de 10-15 Hercios se muestran en pantalla. Cuando los ojos del usuario se mueven sobre ese fondo parpadeante, el sujeto tiene la clara impresión de que los discos se mueven con el desplazamiento de los ojos. Ya que el ojo humano es capaz de seguir con precisión objetos en movimiento, el movimiento ilusorio de los discos inducido por el movimiento de los ojos da una especie de soporte móvil, permitiéndoles darse cuenta de las trayectorias regulares y no temblorosas. Un oculómetro graba los movimientos del ojo del usuario y un software muy simple muestra los movimientos en pantalla. De dos a cuatro sesiones de entrenamiento de 30 minutos de duración es todo lo que se necesita para ser capaz de manejar el movimiento ocular y dibujar letras. En las pruebas llevadas a cabo, los sujetos primero aprenden a percibir el movimiento phi reverso y a continuación controlar dicho movimiento. Después, los sujetos progresivamente aprenden a manejar esta ilusión visual de movimiento para guiar los movimientos oculares a voluntad. Gracias a este sistema, individuos bien entrenados pueden escribir con sus ojos más o menos a la misma velocidad que con su mano. Aunque la concentración requerida para dibujar figuras puede llegar a cansar al principio, el entrenamiento permite crear automatismos que facilitan la escritura.

Este dispositivo puede dar a personas que sufren parálisis de extremidades los medios para personalizar su escritura, escribiendo su propia firma y en general, expresarse por si mismos y comunicarse de una forma más creativa y libre.

Via CNRS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada