jueves, 6 de septiembre de 2012

Usando el magnetismo para comprender la superconductividad

¿Será posible algún día transmitir electricidad desde un aerogenerador en la costa hasta la base de tierra sin pérdida de corriente? Los materiales conocidos como superconductores a altas temperaturas, aunque deben estar a -140ºC, los cuales pueden conducir la electricidad sin pérdidas, supuestamente harán realidad este sueño. Peor en los pasados 20 años, los científicos no han hecho progresos en este área. Una investigación del LQM puede cambiar eso. Su estudio del magnetismo a escalas extremadamente pequeñas puede dar a los físicos una herramienta para la búsqueda de nuevos materiales superconductores.

Hay algunas cerámicas que son excelentes aislantes a temperatura ambiente pero se vuelven conductores perfectos cuando se sumergen en nitrógeno líquido. Sin embargo, este fenómeno conocido como superconductividad a altas temperaturas, no está del todo investigado. Se teoriza que a esas temperaturas las propiedades magnético-cuánticas colectivas de los átomos del material pueden entrar en juego, pero estudiar dichas propiedades magnéticas a escalas minúsculas puede llevar años de esfuerzos.

Un equipo de investigadores ha desvelado el fenómeno presente que funciona a escala atómica. Usando un dispositivo único, han creado una capa de tan solo un átomo de grosor. A continuación, a pesar de la extrema finura del material, fueron capaces de usar instrumentos ultrasensibles para medir la dinámica magnética de los átomos. Por último, proporcionaron la pieza final del puzzle, los modelos matemáticos para analizar las mediciones.

Sin la comprensión acerca de como dichas propiedades superconductoras tienen lugar a esas temperaturas, los investigadores iban a ciegas, mediante ensayo y error, explorando prometedores nuevos materiales. Combinando estos resultados con otros estudios recientes, los investigadores han proporcionado un nuevo método que ayudará a los físicos en la búsqueda de nuevos superconductores. Es un gran avance en este campo, ya que el premio Nobel entregado por el descubrimiento de la superconductividad a altas temperaturas fue entregado hace más de 25 años.

La resistencia eléctrica en las líneas eléctricas tradicionales da lugar a pérdidas de energía del orden del 3% en la red. A escala nacional, esto se traduce en varios miles de gigawatts, lo cual, en el caso de Suiza por ejemplo, sería el equivalente al consumo de una ciudad como Génova..

Via sciencenewsline

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada