miércoles, 14 de noviembre de 2012

La extraña dieta de los microorganismos consumidores de metano

El metano se forma en ausencia de oxígeno por procesos biológicos y físicos naturales, por ejemplo en el lecho marino. Es un gas de efecto invernadero mucho más potente que el dióxido de carbono. Gracias a la actividad de microorganismos este gas es desactivado antes de que llegue a la atmósfera y despliegue sus peligrosos efectos en el clima terrestres. Ahora, investigadores de Bremen han probado que dichos microorganismos estos microorganismos son muy exigentes con su dieta.

Toda la vida de la Tierra está basada en el carbono y sus compuestos. Los componentes de las células de todas las criaturas contienen carbono. La célula puede tomar este elemento estructural básico a través de la materia orgánica o construirlo con la suya propia desde cero, como el dióxido de carbono. Los investigadores denomina el primer tipo de células heterótrofos y el segundo autótrofos. TTodas las plantas, muchas bacterias y arqueas son autótrofos, mientras que todos los animales, incluidos los humanos, son heterótrofos. Los autótrofos forman la base para la vida de los heterótrofos y toda la vida superior mediante la adopción de carbono inorgánico para formar el material orgánico.

Para mantener los sistemas celulares funcionando, las células necesitan combustible y el metano puede ser ese combustible. Cuando se estudiaban los microbios consumidores de metano descubiertos hace más de diez años, se asumió que tomaban el metano para rellenar sus despensas de energía y usarlo como fuente de carbono, que se pensaba que eran heterótrofos.

Ahora, científicos del MARUM han mostrado que sorprendentemente no es este el caso: el metano derivado del carbono no es usado como fuente de carbono. Los estudios de crecimiento muestran claramente que nunca el carbono marcado en el metano se presentó en el material celular, pero los experimentos con carbono marcado de dióxido de carbono si se presentaron. Las arqueas en los consorcios se comportan como se espera de los quimioautótrofos. Las arqueas y las bacterias reductoras de sulfato viven en estrecha colaboración en consorcios, que crecen muy lentamente. Y no fue sino hasta la materia celular recién sintetizada en donde se podía encontrar la respuesta para la pregunta de donde se origina el carbono.

Via MPG

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada