jueves, 1 de noviembre de 2012

Resolviendo el misterio de las células madre embrionarias

La habilidad de las células madre embrionarias para diferenciarse en distintos tipos de células con diferentes funciones está regulada y mantenida por una serie de complejas interacciones químicas, las cuales no se comprenden bien. Aprender más sobre este proceso pude resultar útil para las terapias con células madre. Ahora, una nueva investigación arroja luz sobre el proceso por el cual las células madre mantienen el estado indiferenciado adecuado.

Las células madre embrionarias pasan por un proceso llamado autorenovación, donde sufren múltiples ciclos de división mientras no se diferencian en otro tipo de células. Este proceso depende de tres redes de proteínas, las cuales guían tanto la autorenovación como la eventual diferenciación. Pero la integración de dichas redes ha permanecido oculta.

Usando una combinación de varios enfoques genéticos, orientados a proteínas y psicológicos, e implicando células madre embrionarias, el equipo desveló un mecanismo que integra las tres redes implicadas en la autorenovación y proporciona un enlace crítico perdido para comprender este proceso.

La clave es una proteína llamada Utf1. Tiene tres papeles importantes. Primero, mantiene el equilibrio entre la activación y desactivación de los genes necesarios para dirigir la célula a través de la diferenciación. Al mismo tiempo, actua como ARN mensajero que es la transcripción producto de los genes cuando son activados mediante marcado para su degradación, en lugar de permitirles que continúen sirviendo para su función celular. Por último, bloquea el bucle de retroalimentación genética que normalmente inhibe la proliferación celular, permitiendo que tenga lugar en la característica de la naturaleza rápida de células madre embrionarias.

Via Carnegie Institution

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada