jueves, 13 de diciembre de 2012

Ajustando las fuerzas de Casimir

Cuando dos espejos metálicos descargados se sitúan lo suficientemente cerca en el vacío, las fluctuaciones en el vacío cuántico crean una fuerza de atracción entre ellas, conocida como efecto Casimir. Pero si los espejos están hechos de grafeno, puede ocurrir algo diferente en presencia de un campo magnético. Un equipo científico investiga un posible método para controlar e incluso eliminar la fuerza de Casimir en esta manera.

El plan aprovecha la aparición de niveles de energía discretos Landau en el grafeno, derivada del efecto Hall cuántico inducido por un campo magnético fuerte. así pues, el efecto Casimir se vuelve dependiente de la conductividad Hall, lo que conlleva una cuantización de la fuerza de Casimir y permite afinarla electricamente entre valores repulsivos y atractivos. Los cálculos muestran que la fuerza de Casimir piede ser fuertemente suprimida cuando uno de los espejos tiene carga neutra. El efecto predicho debería también aplicarse a una combinación de espejo de esfera y placa, una importante geometría para el estudio del efecto Casimir debido a su dificultad para mantener dos planos perfectamente paralelos el uno respecto del otro.

Una motivación clave para suprimir la fuerza de Casimir la proporcionan los esfuerzos al exaimnar la atracción gravitacional en distancias cortas, unos pocos micrómetros, sobre las que las teorías han pronosticado un comportamiento no newtoniano. A estas distancias, la fuerza de Casimir supera de lejos a la atracción gravitatoria. El esquema propuesto debería resolver este problema y permitir medidas más directas y sensibles de la atracción gravitacional.

Via physics.aps

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada