viernes, 28 de diciembre de 2012

Los caminos de los fotones son aleatorios, pero coordinados

Investigadores del instituto Niels Bohr Institute han demostrado que los fotones, partículas de luz emitidas por fuentes de luz incrustadas en estructuras desordenadas y complejas son capaces de coordinar sus caminos mutuamente a través del medio. Esto es consecuencia de las propiedades de onda de los fotones, las cuales que dan lugar a la interacción entre diferentes rutas posibles.

El equipo de investigación trabaja con estructuras nanofotónicas con el fin de controla la emisión y propagación de fotones, y han descubierto que las imprecisiones inevitables en la estructuras dan lugar a dispersiones al azar. En consecuencia, el transporte de fotones sigue un camino aleatorio, como un borracho cruzando la ciudad de camino a casa tras salir del pub. Continuando con esta analogía, no es del todo cierto que solo porque un borracho vuelva sano y salvo a casa, el resto de borrachos esparcidos por la ciudad también encuentren su camino a casa. No ha relación entre los diferentes viajeros aleatorios.



Pero lo hay cuando hablamos de fotones. Ellos pueden "sentir" a los otros y coordinar su viaje a través del material, de acuerdo a esta nueva investigación. Lo que se hizo fue insertar una fuente de luz muy pequeña en una estructura nanofotónica, la cual contiene desorden en forma de una colección aleatoria de agujeros difusores de luz. La fuente de luz también se denomina punto cuántico, el cual es una fuente de luz nanoscópica especialmente diseñada para poder emitir fotones. Los fotones son dispersados en todas las direcciones y lanzados adelante y atrás. Pero los fotones no solo son partículas de luz, también son ondas, y ondas que interactúan unas con otras. Esto crea un vínculo entre los fotones y ahora se puede demostrar en experimentos que los caminos de los fotones a través de un material no son independientes de los de otros fotones.

Este método puede ser una nueva manera de medir las propiedades espaciales de complejos materiales desordenados, como tejidos biológicos, y ya que las fuentes de luz son muy pequeñas, es posible emplazarlas sin destruir el material, con potencial para una alta resolución espacial.

Via ScienceNewsLine

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada