jueves, 10 de enero de 2013

Bacterias que producen combustible a partir de luz solar

Químicos de la UC Davis han creado una alga azul-verde para hacer crecer precursores químicos para combustibles y plásticos, el primer paso para reemplazar los combustibles fósiles como materia prima para la industria química. El Departamento de Energia de USA ha establecido el objetivo de obtener una cuarta parte de los químicos industriales mediante procesos biológicos para 2025.

Las reacciones biológicas son buenas formando enlaces carbono-carbono, usando el dióxido de carbono como materia prima para las reacciones potenciadas por luz solar. Es lo que se conoce como fotosíntesis, y las cianobacteria, también conocidas como algas azul-verde llevan haciéndolo desde hace más de tres mil millones de años.

Usar cianobacterias para cultivar productos químicos tiene otras ventajas: no compiten con las necesidades alimentarias, como el papel del maiz en la creación del etanol. El reto es hacer que la cianobacteria cree cantidades significativas de productos químicos que puedan ser fácilmente convertidos en materias primas químicas. Con esto, investigadores de la UC Davis han estado trabajando en la introducción de nuevos caminos químicos en cianobacterias.

Los investigadores identificaron enzimas de bases de datos online que llevaban a cabo las reacciones que estaban buscando, y luego introdujeron el ADN para esas enzimas en las células. Trabajando un paso a la vez, construyeron un camino de tres pasos que permite a la cianobacteria convertir CO2 en 2,3 butanodiol, un producto químico usado para hacer pintura, disolventes, plásticos y combustible.

Ya que las enzimas puede trabajar de forma diferente en diferentes organismos, es casi imposible predecir como de bien funcionará el camino anter de probarlo. Tras tres semanas de cultivo, la cianobacteria produjo 2,4 gramos de 2,3 butanodiol por litro de cultivo de media, la más alta productividad conseguida en cultivos de productos químicos por cianobacterias con potencial comercial.

Via sciencenewsline

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada