jueves, 21 de febrero de 2013

Usando trucos cuánticos con las mediciones

Un grupo de físicos de la Universidad de Insbruck ha llevado a cabo un experimento que parece contradecir los fundamentos de la teoría cuántica, a primera vista. El equipo invirtió una medición cuántica en un prototipo de procesador de información cuántica. El experimento fue posible gracias a una técnica que ha sido desarrollada para la corrección de errores cuánticos en los futuros ordenadores cuánticos.

Las mediciones en los sistemas cuánticos han desconcertado a generaciones de físicos debido a sus contraintuitivas propiedades. Una de ellas es el hecho de que las mediciones en un sistema cuántico son en general no deterministas. Esto significa que incluso si el estado del sistema es completamente conocido, es imposible determinar el resultado de una sola medición. Además, la mediciòn altera el estado del sistema así que una medición previa indudablemente devolvería el mismo resultado que la primera medición. Así pues, el sistema es irremediablemente alterado por una medición.

En su reciente experimento, los científicos demostraron que es posible invertir una medición con la ayuda del protocolo de corrección de errores cuánticos. Esto aparentemente contradice los fundamentos de la teoría cuántica la cual prohibe explicitamente la inversión de una medición cuántica. Echando un vistazo más de cerca, es fácil resolver este enigma: el equipo transfiere la información de una sola partícula a un estado entrelazado consistente en tres partículas. Ahora, si se realizan mediciones sobre una sola partícula, el estado original puede ser reconstruido a partir de la información residente en las dos partículas restantes, lo cual no está prohibido por las leyes de la mecánica cuántica.

Via University of Innsbruck

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada