lunes, 27 de mayo de 2013

Un pequeño ojo volador programable

Mientras las cámaras actuales están inspiradas por los ojos de una sola lente de los mamíferos, muchas especies animales usan ojos compuestos, las cuales consisten en un denso mosaico de pequeños ojos. Comparadas con los ojos de una sola lente, los ojos compuestos ofrecen una menor resolución, pero un campo de visión significativamente más amplio, ocupan poco espacio y una distorsión despreciable, características todas que son muy útiles para la detección de movimiento en tareas tales como evitar colisiones, estimación de distancia y aterrizaje. Recientemente se han realizado intentos de desarrollar ojos compuestos artificales, pero ninguna de las soluciones propuestas incluye detección de movimiento rápida en un amplio rango de iluminaciones tal y como lo hacen los insectos.

El novedoso ojo compuesto artificial curvo (CurvACE) proporciona un campo de vista hemisférico panorámico con una resolución idéntica a la mosca de la fruta con un grosor menor de 1mm. Además, puede extraer imágenes tres veces más rápido que la mosca de la fruta, e incluye fotoreceptores neuromóficos que permiten la percepción de movimiento en un amplio rango de ambientes desde luz solar a luz de luna.

Además, el ojo compuesto artificial posee procesamiento de visión incrustado y programable, lo que permite la integración a medida en un amplio rango de aplicaciones donde es importante la detección de movimiento, tales como robots móviles y micro vehículos aéreos, domótica, vigilancia, instrumentos médicos y prendas inteligentes.

Via Science Newsline

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada