martes, 9 de julio de 2013

Crean un superconductor a partir de un disolvente

Un estudio de la WSU ha convertido un relativamente común disolvente no metálico en un superconductor capaz de transmitir corriente eléctrica sin la resistencia observada en conductores convencionales.

Hace tres años, los investigadores usaron presiones superaltas similares a las que se encuentran en el interior terrestre para convertir el cristal blanco en una "super batería", o en lo que se llamó "la forma más condensada de almacenar energía más allá de la energía nuclear". En esta ocasión, los investigadores observaron como el disulfuro de carbono sometido a altas presiones y enfriado comenzó a actuar como un metal, adoptando propiedades como magnetismo, densidad de alta energía y superdureza a medida que sus moléculas se reensamblaron en estructuras 3D como las que se pueden encontrar en los diamantes.

Normalmente, las moléculas no metálicas están muy separadas las unas de las otras, tres veces más separadas que las moléculas metálicas, para que la energía eléctrica se mueva entre ellas. Pero los investigadores comprimieron el compuesto en un espacio pequeño y compacto de una célula de diamante, a una presión equivalente a 50.000 atmósferas, que se puede encontrar a 600 millas bajo tierra. También enfriaron el compuesto a 6,5 K.

La presión y la temperatura no solo juntaron las moléculas de disulfuro de carbono sino que las reorganizaron en una estructura de celosía en la cual las vibraciones naturales de las moléculas pueden ayudar al movimiento de los electrones tan bien que el material se convierte en un superconductor libre de resistencia.

Estos materiales poco convencionales están normalmente hechos de átomos con pesos atómicos bajos que les permiten vibrar a altas frecuencias, incrementando incrementando su potencial como superconductores a altas temperaturas. Los investigadores saben que los materiales electrónicos no están a punto para ser enfriados casi al cero absoluto o sujetos a presiones extremas, pero este trabajo puede marcar el camino para crear propiedades similares bajo condiciones más ordinarias, tal y como se hizo para crear diamantes sintéticos a temperaturas y presiones más bajas.

Via WSU

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada