martes, 3 de septiembre de 2013

Un descubrimiento para hacer las células solares más baratas y accesibles

Investigadores de la Universidad de Alberta han descubierto que los materiales abundantes en la corteza terrestre puees ser usados para hacer células solares basadas en nanopartículas fácilmente manufacturables y baratas.

El descubrimiento, desarrollado a lo largo de varios años, es un paso importante para avanzar en la creación de células solares más accesibles en partes del mundo que no están conectadas a la red eléctrica tradicional o se enfrentan a altos costes de generaciòn, como el norte de Canadá, por ejemplo..

El equipo de investigación ha diseñado nanopartículas que absorben luz y conducen electricidad a partir de dos elementos muy comunes: el fósforo y el zinc. Ambos materiales son más abundantes que los materiales escasos tales como el cadmio y están libres de restricciones de manufacturación impuestas a las nanopartículas de fabricación a base de plomo.

La mitad del mundo ya vive apartado de la red eléctrica, y se espera que la demanda de energía eléctrica se doble en el año 2050. Así pues importante que las fuentes de energía renovables como la energía solar se hagan más asequibles rebajando los costes de manufacturación.

Los investigadores apoyan un prometedor enfoque en la creación de células solares de forma barata usando métodos de manufacturación masiva como impresión rollo a rollo (como las rotativas de los periódicos) o coberturas de spray (parecidas a la pintura de coche). Las tintas basadas en nanopartículas pueden ser usadas literalmente para pintar o imprimir células solares o composiciones precisas.

El equipo colaboró con otras universidades para crear las nanopartículas, siendo capaz de desarrollar un método sintético para crear nanopartículas de fosfuro de zin, y demostrando que las partículas pueden ser disueltas para formar una tinta y procesadas para hacer finas películas que responden a la luz.

Ahora están experimentando con las nanopartículas, aplicándolas como coberturas mediante spray en grandes células solares para probar su eficiencia. El equipo ha solicitado una patente y ha asegurado económicamente el descubrimiento para poder dar el siguiente paso para ampliar la producción.

Via Universidad de Alberta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada